6 Consejos para Herramentar una Máquina Nueva

La incorporación de una nueva máquina puede resultar interesante para una empresa metalmecánica. Es una señal de progreso y crecimiento de la empresa. Sin embargo, para aprovechar al máximo la máquina, no pase por alto la inversión que debe de hacer en las herramientas que ésta va a utilizar.

Cuando alguien compra una máquina, piensa en cosas como la velocidad, los movimientos de los ejes o la velocidad del cambiador de herramientas, esto es entendible. Estas mejoras pueden generar ahorros de segundos o minutos. Pero para aprovechar al máximo las capacidades de la máquina, debe tomar en cuenta las herramientas y la sujeción de estas para satisfacer las demandas de los clientes. Estos son algunos de nuestros mejores consejos para aprovechar al máximo una nueva máquina con las herramientas adecuadas.


1. Comuníquese a tiempo con su vendedor de máquinas.

Lo vemos con bastante regularidad, una planta de producción realmente quiere el tamaño y la potencia de una máquina de un cono tamaño 50, pero no hay suficiente presupuesto para ello. Entonces, la planta de producción opta por una máquina de cono tamaño 40 y eventualmente descubre que no tiene la potencia o el torque necesarios. No hay vuelta atrás ahora, por lo que intentan compensar con herramientas y programas de fresado de corte variable para limitar los requisitos de torque y potencia. Esto no solo te hace menos productivo, sino que también crea un desajuste de herramientas para la máquina y/o el trabajo.

La comunicación temprana con su vendedor de máquinas es clave. Asegúrese de que comprendan cuáles son sus necesidades en cuanto a capacidad y lo qué está buscando fabricar, inclusive contemplar hasta el más mínimo detalle que podría causar un problema.

2. Considere la interfaz del husillo.

Hay diferentes tipos de interfaces, ya sea un ISO 7/24 (CAT, BT o SK) convencional o BIG-PLUS, o HSK o Capto. Si piensa cambiar a otro tipo de husillo, deberá considerar los costos de agregar un tipo completamente nuevo de portaherramientas en lugar de usar el equipo y los conocimientos que ya están en uso en la planta de producción. Si planea trabajar a velocidades más altas, querrá considerar un husillo BIG-PLUS o HSK.

3. Conozca a su proveedor de herramientas.

Al invertir en una nueva máquina, es importante tomarse el tiempo para buscar también a los proveedores de herramientas. Por ejemplo, hay muchas empresas de herramientas en este momento que no fabrican con H13 o acero herramental PREMIUM. Esas herramientas y portaherramientas no van a tener la vida útil que se espera para que se paguen por sí solos. Existe una buena posibilidad de que un portaherramientas más barato funcione durante unos seis meses antes de que surjan problemas de T.I.R. incluso en una máquina nueva.

Además de la calidad del material, querrá comprender cómo un fabricante de herramientas califica sus estándares. Por ejemplo, ¿Qué tolerancia angular tienen (AT)? y ¿dónde miden el T.I.R.? Si se mide en la forma cónica del portaherrmaientas, realmente no te dice mucho. Pero si se mide en algún múltiplo del diámetro de la harramienta frente a la tuerca, (como se muestra en la imagen), es un mejor indicador de lo que una planta de producción puede esperar de este portaherramienta.

Si se toma el tiempo para comprender cómo se fabrican los portaherramientas, lo que garantiza el fabricante de los portaherramientas y por qué, puede hacer una inversión única, probablemente durante la vida útil de esa máquina (asumiendo que los portaherramientas se cuidan adecuadamente), eso es un ahorro de costos real.

4. No pase por alto los Pull Studs.

Pullstuds

Pueden ser relativamente económicos, pero los pull studs pueden ser lo último entre usted y una colisión o rotura catastrófica. Esta no es un área para escatimar. No utilice un pull stud dañado o de baja calidad. No podemos decirle con qué frecuencia vemos montones de pull studs que están dañados o deformados debido a su uso en una máquina una y otra vez. Esto es especialmente riesgoso en una máquina nueva rectificada con precisión. Los pull studs no deben tratarse como perecederos y no deben reutilizarse para una nueva máquina o portaherramienta

5. Comprenda la diferencia entre portaherramientas con licencia y sin licencia.

Para aquellos que compran una máquina con un husillo BIG-PLUS® y no se dan cuenta del daño que pueden causar cuando utilizan un portaherramientas sin licencia para un husillo con BIG-PLUS®. Es como la ruleta rusa, es posible que tenga siete de los diez portaherramientas que funcionan bastante bien, pero solo un portaherramienta fuera de tolerancia puede arruinar la cara o el área cónica del husillo de una máquina. Entonces, ninguno de los otros portaherramientas funcionará como debería. Simplemente no vale la pena correr el riesgo después de invertir tanto en una máquina nueva.
 

6. Comprenda sus opciones de certificado de herramientas.

Los paquetes de herramientas listos para trabajar parecen facilitar las cosas en el área de las herramientas, pero la verdad es que probablemente solo obtenga una mínima cantidad de herramientas que se aplican al trabajo que realiza. El resto solo ocuparan un espacio en sus estantes de herramientas. Los certificados de herramientas, disponibles en distribuidores o empresas de máquinas herramienta, actúan como una tarjeta de débito. No solo permite crear una lista de compras personalizada que ya está pagada, sino que brinda acceso directo y continuo a ingenieros de herramientas que pueden ayudarlo a encontrar exactamente lo que necesita hoy y a medida que evoluciona el trabajo. Al final, tener un recurso que conozca su planta de producción, maquinaria e historial de trabajo puede generar grandes beneficios. 
 

Invertir en Herramientas

¿Le pondría neumáticos de baja calidad a un Porsche? Probablemente no. Entonces, ¿por qué invertir cientos de miles en una máquina y luego dedicar un pequeño porcentaje de esa inversión a portaherramientas y herramientas? Los portaherramientas existentes pueden verse en buen estado a simple vista, pero casi cualquier imperfección llegará hasta el husillo de una máquina nueva.

Recientemente, durante una visita con un cliente, vimos una máquina de gran reputación conocida por su precisión de primer nivel, que se había instalado solo unas semanas antes. Tenían 60 herramientas en un cargador con capacidad para 300 y querían llenar algunos de los espacios vacíos. Los portaherramientas que ya estaban en la máquina eran económicos y no tenían licencia. El cliente pensó que eran la elección correcta porque representaban aproximadamente un tercio del costo de los portaherramientas BIG-PLUS con licencia recomendadas por el OEM.

Una revisión rápida reveló que todos los portaherramientas estaban marcados en el área cónica solo sobre un lado y el husillo estaba dañado. Tuvieron que comprar un nuevo husillo para una máquina de un millón de dólares que tenía apenas unas semanas.

En otras palabras, revise con precaución, comuníquese abiertamente y haga las preguntas a las personas con las que está trabajando durante la compra de una máquina. Si lo hace, obtendrá lo que espera de su inversión de capital, evitará gastos innecesarios y obtendrá importantes ahorros durante la vida útil de la máquina.


Michael Herman

By Michael Herman
BIG KAISER—Americas
National Sales Manager